martes, 24 de septiembre de 2013

Es necesaria la inteligencia emocional


Es necesaria la Inteligencia emocional


Un niño que conoce y sabe gestionar sus emociones no solo tendrá mejores resultados académicos, sino que estará más preparado para el mundo laboral. Uno de los grandes descubrimientos de las últimas décadas es que se pueden educar las emociones y el comportamiento. 


El coeficiente intelectual (CI) contribuye con apenas un 20% de nuestro éxito en la vida el 80% restante es el resultado de la inteligencia emocional, que incluye factores como la habilidad de auto motivación, la persistencia, el control de los impulsos, la regulación del humor, la empatía.

Mediante programas probados científicamente, es posible desarrollar lo que llaman habilidades para la vida, es decir, una serie de destrezas en el ámbito social, emocional y ético, que complementan y optimizan las habilidades cognitivas e intelectuales. 

La inteligencia emocional consiste en disponer de una serie de habilidades para reconocer nuestras propias emociones y las de los demás, y además poder gestionarlas adecuadamente.

Con una buena educación emocional, nuestros hijos, alumnos y nosotros mismos, sabremos enfrentarnos de forma adecuada a muchos problemas y podremos relacionarnos de forma adecuada con los demás. 

Daniel Goleman en su libro Inteligencia Emocional, explicó que por mucha inteligencia intelectual que se tenga, si uno no es capaz de controlar sus emociones, mal le irá en la vida.
Todos nos enfadamos alguna vez, pero si el resultado agredir física o verbalmente a otro con regularidad, habría que plantearse un cambio cuanto antes.
Empezar en la infancia
Si un niño es capaz de identificar cuáles son sus sentimientos y los de sus compañeros, sabrá reaccionar de forma adecuada ante los demás y tendrá un buen nivel de autoestima.

Los niños que no controlan sus emociones pueden acabar teniendo problemas, como son la intolerancia a la frustración, la falta de adaptación a su grupo social y la agresividad.

Podemos ver entonces la educación emocional como una forma poderosa de prevención ante distintas situaciones como: la depresión, la agresividad, el estrés, etc.

La inteligencia emocional en la escuela

Durante años, la escuela se ha centrado en dotar a los alumnos de una serie de herramientas y conocimientos necesarios para un futuro basado en un modelo industrial. Dándole importancia únicamente a el aprendizaje de ciertas asignaturas como el cálculo, la lengua o los conocimientos.

Aunque el modelo esté cambiando, nuestro modelo educativo persiste en ese tipo de enseñanzas. Estamos educando a los niños sobre un modelo antiguo caduco y poco a poco invalido para nuestra sociedad actual, así que imaginemos como estamos educando a los futuros trabajadores del siglo XXI…

El aprendizaje emocional debería integrarse en la escuela de forma natural pero temprana, de forma que el niño desde pequeño tenga las herramientas para reconocer y tratar con sus propias emociones. Este aprendizaje podría hacerse de forma transversal a lo largo de todo el currículum escolar o de forma específica en una o varias asignaturas, pero sin duda debería de hacerse lo antes posible.

La enseñanza en el seno familiar

La familia constituye el entorno ideal para potenciar la educación emocional, ya que constituye un buen ejemplo de construcción de relaciones sociales entre sus miembros. Los padres tenemos una oportunidad excelente de educar en emociones a nuestros hijos y a nosotros mismos y así formar una buena relación emocional con ellos.

Para ello es fundamental que aprendamos nosotros como padres en primer lugar cómo gestionar e identificar las emociones y poder así transmitírselas a nuestros hijos como modelos de comportamiento que somos para ellos.

A continuación, algunas preguntas que sugiere Goleman que nos hagamos para aumentar nuestro nivel de inteligencia emocional:
-       ¿Cómo manejas la frustración?
-       ¿Cómo expresas tu ira?
-       ¿Eres una persona agresiva?
-       ¿Cómo podrías mejorar la forma en que expresas tus emociones?
El deporte, la meditación y la conversación con alguien de confianza, para desahogarte, pueden contribuir a canalizar de forma positiva nuestras emociones.
¿Cómo canalizas las tuyas?


Lecturas y recursos imprescindibles sobre inteligencia emocionalUno de los grandes libros que no ha perdido valor con el paso del tiempo es Inteligencia Emocional’ de Daniel Goleman, el cual nos introduce en el mundo emocional, las bases científicas de las emociones y la importancia del desarrollo de habilidades sociales y control emocional.




1 comentario:

  1. . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar