martes, 7 de mayo de 2013


11 fallos más comunes al educar a nuestros niños.


Esta claro que la tarea de padres es titanica.
Educar es criar; y criar significa nutrir emocional, afectiva y espiritualmente; crear y asegurar las condiciones para que la semilla, nuestro hijo, pueda alcanzar su desarrollo íntegro.

Educar significa transmitir valores a través de las conductas, enfatizar a través de estímulos, actividades compartidas y diálogos, el valor único de la vida de ese hijo, para que él/ella se sienta querido por lo que es, antes que por lo que hace.

Educar es vivir de tal manera que el hijo que nos observa descubra al vernos que hay un sentido en cada vida y se sienta estimulado y acompañado a explorar la suya. Los hijos crecen seguros de sí mismos y con buena personalidad cuando los padres han logrado transmitirles esa seguridad y confianza que les va a permitir entre otras cosas, asumir la responsabilidad de sus actos. Es fácil coincidir con esta conclusión, que es simple de expresar, pero difícil de poner en práctica.

Te comparto 11 fallos de los que muchas veces no somos conscientes al educar.

1. No tener tiempo o paciencia para escucharlos : es muy habitual que en ocasiones no les demos tiempo suficiente a explicarse o a expresarse, cortándoles, siendo autoritarios o dando por hecho lo que nos van a decir sin darles oportunidad para expresarse.

2. No reconocerle sus fortalezas: el ser humano por naturaleza tiende a fijarse más en los defectos que en las cualidades, es por ello que se nos puede olvidar  alabar sus fortalezas o las cosas que hacen bien. El halago es un arma muy fuerte en la educación.

3. No respetar su personalidad: cada niño es único e irrepetible. Cada uno elige su camino, sus objetivos y propósitos, por lo que no todos los niños deben ser educados de la misma manera.

4. Sobreprotegerles:  La sobreproteccción ocurre generalmente por  temor  a que experimenten o les pase cualquier cosa desagradable, desconfiando de su propia valía y acarreándoles serias consecuencias. Hay que darles autonomía en su justa medida.

5. No asignarles responsabilidades: Los niños se acostumbran rápidamente a que  les hagan todo, inclusive cuando son capaces por sus capacidades y edad de hacer la actividad. A los niños hay que enseñarles a valerse por sí mismos, de acuerdo a su edad sin presiones y así se sentirán capaces, lo que les dará cimientos para su futuro.

6. Gritarles: por desgracias recurrimos al grito más de lo que debiéramos en muchas ocasiones. Los gritos les acarrean muchas consecuencias negativas, pueden consultar el  siguiente artículo si les interesa el tema:  alternativas para educar sin gritos

7. Cuando hay hermanos, intentar educarlos igual: Al haber hermanos intentemos transmitirles los mismos valores, que es lo correcto, y otra cuestión es que intentemos que sean iguales en todo. 
Cada niño es distinto, por lo tanto  se debe educar en la individualidad. Cada uno  tendrá  puntos fuerte y  débiles que habrá que corregir, y limar de acuerdo a su personalidad.

8. Compararlos: algo a lo que recurrimos constantemente. Mira tu hermano como…, si fueras como …, mira fulano tu amigo lo bien que… 
Debemos evitar las comparaciones, cada niño será mejor en ciertas actividades o le costará menos esfuerzo realizarlas y por el contrario habrá otras habilidades que no habrá que reforzar. Compararlos provocará que ellos mismos se comparen y utilicen modelos de lo que no son, no debemos atormentarles con continuas comparaciones.

9. Limitarlo por cosas sin importancia y No limitarlo cuando verdaderamente se requiere :  tarea difícil, está claro que los limites van de acuerdo a la edad y las circunstancias por eso si tu hijo te hace un buen dibujo en la pared de casa no está bien y te vas a enfadar, pero sopésalo, que es más importante la pared o la creatividad de tu hijo… en ese caso es mejor corregir y dale los medios para que haga sus creaciones en el lugar adecuado. La creatividad, la imaginación y darle cierto margen de actuación, es muy importante para que tu hijo aprenda, explore y descubra poco a poco sus intereses, capacidades y limitaciones.

10. No comunicarnos: da igual la edad y el tema. La cuestión más importante a la hora de educar a un niño es hablar con él y que él hable contigo. De sentimientos, de temores, de dudas, de amistad, de sexo… una buena comunicación creará un buen vínculo entre padres e hijo.

11. Etiquetar en lugar de corregir el acto. Es muy común decir frases como eres un.....tal por cual, estas afirmaciones van directamente a etiquetar a la persona y no el acto en si mismo. Corregir el acto se podría hacer con frases como.. “esto que hiciste no estuvo bien porque”.......y no eres un burro, vago etc etc. 


6 comentarios:

  1. Muy claro y muy práctico, Odette. Me permito publicarlo en mi página de Facebook. ;-)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Excelentes consejos para la vida diaria mi querida, habrá que re-leer este artículo constantemente para ser mejores padres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si mi Rich, así es...todos estamos en el mismo camino, abrazos

      Eliminar
  3. Magníficos consejos te felicito. Es claro que ser padre no es una tarea fácil. Faltó el 12. Uno nunca debe querer que sea lo que nosotros como padre no fuimos. Es como debí de ser doctor y por lo tanto querer que tus hijos estudien o sean lo que uno no pudo ser por X o Y circunstancias.
    Un abrazo grande para ti
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría que me visites, tienes toda la razón con tu aportación, muchas veces queremos consciente o inconscientemente ver reflejado en nuestros hijos aquello que no logramos realizar en alguna etapa de nuestras vidas, buen punto, gracias por tu aportación. Abrazos

      Eliminar