martes, 28 de mayo de 2013

10 ideas prácticas para un mejor aprendizaje basado en proyectos en el aula.



10 Ideas prácticas para un mejor aprendizaje basado en proyectos en el aula



Los maestros están incorporando cada vez más proyectos en su plan de estudios, lo que permite mucho mayores niveles de colaboración y la responsabilidad de los estudiantes en todos los niveles. Aprendizaje basado en proyectos es una tendencia popular, e incluso los profesores que no siguen necesariamente el enfoque sigue viendo el beneficio de usar los proyectos para avanzar en el aprendizaje de sus estudiantes.

Los proyectos pueden ser herramientas de enseñanza maravillosos.

Un maestro que conoce el programa y las habilidades de cada estudiante sabrá qué necesitan adquirir, en cada situación con la finalidad de desarrollar esas habilidades. Un maestro también puede medir si un estudiante ha desarrollado cada destreza, independientemente de la forma que elija para crear y presentar su proyecto.

Cuando los estudiantes están comprometidos e interesados en el trabajo que están realizando, el producto final será mucho mejor que cuando se sienten obligados a completar una tarea.

... Pero, ¿cómo poder asegurar la participación de todos los estudiantes en la elaboración del proyecto que se asigna?

Aquí hay algunos consejos a tener en cuenta cuando  elaboren su próximo proyecto.

1) Hacer que los estudiantes trabajen en grupos pequeños o en parejas siempre que sea posible.
No hay que subestimar el poder de la colaboración. Trabajar solo puede ser bueno, pero el apoyo mutuo puede ayudar a que las cosas funcionen sin problemas, y también puede ayudar a desarrollar las habilidades, aprendiendo unos de otros.

Si los grupos son demasiado grandes, los estudiantes tienen la oportunidad de relegar o dejar el trabajo a los demás, pero por parejas o grupos pequeños de tres permite que todos compartan las actividades, aporten y realmente asuman su rol dentro del proyecto. 

Ser capaz de trabajar en conjunto sin duda mantiene a los estudiantes más comprometidos en el trabajo, sobre todo porque se hacen responsables el uno del otro y de sí mismos, en beneficio de la realización del proyecto. 

Hay menos posibilidades de que los estudiantes renuncien o cedan a  trabajos mediocres cuando están comprometidos con los compañeros y se divierten.

2) Elije las habilidades a desarrollar en lugar de temas específicos.
Los objetivos de la educación se centran en ayudar a los estudiantes a desarrollar las habilidades que necesitarán para su futuro. Estas habilidades incluyen la posibilidad de colaborar, escribir bien, leer entre líneas, inferir significado, organizar la información, encontrar soluciones a los problemas, la investigación eficaz, y aprender acerca de su lugar en el mundo.
Cuando hay presión por el desarrollo de algún tema específico, los estudiantes se limitaran a investigar solo ese tema y sus capacidades creativas se frustrarán ya que no se centrará en el aprendizaje de información que les resulta relevante para sus vidas. En lugar de pedir a los estudiantes a todos los proyectos completos de un animal, por ejemplo, por qué no decidir sobre algunas habilidades de destino y construir un proyecto de directriz que se puede utilizar para muchos diversos asuntos en su lugar? De esta manera, los estudiantes pueden centrarse en algo que les gustaría aprender más, siguiendo sus directrices para asegurarse de que las habilidades que se dirigen se están desarrollando.
Si se quiere que los estudiantes definan un conjunto de problemas asociados con algo y trabajar juntos para tratar de encontrar soluciones posibles a los problemas, no hay necesidad de que cada grupo este trabajando exactamente el mismo tema. Esto también hará las cosas mucho más interesantes cuando llega el momento de presentar los proyectos, en vez de escuchar la versión de cada estudiante de la misma cosa!

3) Da a los alumnos las pautas que permiten la individualidad.
Después de elegir las habilidades o contenidos que te gustaría como centro de el proyecto, crear directrices que apoyen la individualidad y la creatividad de los estudiantes es importante. En lugar de hacer una lista de preguntas específicas con respuestas específicas (como "lo que es el hábitat del oso polar" preguntas). Se pueden sustituir con preguntas como esta "lista tres hechos que encontraste sorprendentes mientras investigabas el tema y explica por qué te sorprendieron", con base en la información que has recopilado, explica por qué cree que sucede ____ "y" explica cuáles son las diez mejores cosas que la gente necesita saber sobre el tema para su mejor comprensión. 
La guía debe enumerar las habilidades que los estudiantes están trabajando, por lo que son conscientes de ellos y puedan trabajar activamente en su desarrollo. 

4) Animar a los estudiantes a asumir diferentes roles al tiempo que colaboran.
Para lograr que todos los estudiantes participen en un proyecto, se tiene que recurrir a la colaboración en el mundo real, que consiste en la posibilidad de trabajar juntos en cada parte de una tarea, mientras aprenden a ceder y resolver los problemas que puedan surgir.
 Dependiendo de las necesidades del proyecto, puede ser que se requieran diferentes roles como el de diseñadores gráficos, director, organizador, investigador, etc - al igual que cómo los adultos colaboran en proyectos en el "mundo real".
Es recomendable también cambiar los roles según sea necesario, sobre la base de los puntos fuertes del equipo, o tomando en cuenta las habilidades que cada estudiante necesita desarrollar. Ningún estudiante debe ser  "el encargado" o "el que aprueba" todo el trabajo.

5) Permitir a los estudiantes opciones creativas cuando se trata de el resultado final.
¿Es realmente necesario que ese proyecto se presente en un pedazo de papel? Si es así, hay que asegurarse de tener una buena razón para ello! Hay muchas maneras para que los estudiantes demuestren el aprendizaje, especialmente con la integración de la tecnología, que parece bastante ridículo para robarles la oportunidad de decidir por sí mismos cómo mostrar su trabajo.
Lo que realmente se quiere es encontrar presentaciones muy creativas e innovadoras en el contenido del proyecto, no en un pedazo de papel o cartón.  Algunos ejemplos son: libros electrónicos, vídeos, películas, animaciones, mapas mentales, parodias, concursos, programas de entrevistas, noticieros, revistas, podcasts, blogs, o cualquier otra cosa que puedan realizar.

6) Cambiar la forma en que los proyectos se presentan / muestran.
Si todos los grupos realizan una presentación diferente del proyecto, serás capaz de evaluar con base en las habilidades / contenidos que los estudiantes necesitan  mostrarte. Los estudiantes también esperarán con interés la presentación de su proyecto, y ver las presentaciones de los demás!
Además, en lugar de fijar los proyectos en una tabla, o enviarlos a casa justo después de ser presentados, considera las prrsentaciones de una manera más creativa. Ebooks, artículos, videos y otros medios de comunicación se pueden incorporar en un sitio web o un blog de la clase, donde otros alumnos  pueden acceder y apreciar el trabajo.
Si los estudiantes saben que su trabajo será compartido en línea o en la escuela / comunidad, es probable que sean más un aliciente para la realización de un trabajo mejor preparado. Ya que cuando los alumnos saben que su trabajo va directamente a la papelera de reciclaje una vez que esté terminado ... pondrán menos esfuerzo en la tarea a realizar!

7) Proyectos de Grado basado en los conceptos y habilidades específicas.
Crear esquemas de clasificación o cartas por sí mismo les ayudará a centrarse en las habilidades específicas que estamos buscando en cada proyecto. Dado que cada grupo puede tener un formato diferente y final, no será necesario compararlos entre sí. Los estudiantes, se supone que se calificarán en su nivel de desarrollo en comparación con los objetivos curriculares, que no se basan en comparaciones con los demás. 
Si bien algún grupo  podría destacarse más, el otro puede simplemente tener un mejor contenido!

8) Considerar las actividades transversales y / o trabajar con otra clase.
Las actividades transversales tienden a ser más atractivas si los estudiantes tienen la oportunidad de sumergirse en ellos tanto como sea posible, al ver contenidos similares vinculanarlos y conectar muchas asignaturas del currículo y, por tanto, favorecen una visión global o de conjunto, lo que ayudará a reforzar lo que los estudiantes están aprendiendo, así como hacer el aprendizaje más relevante para ellos.
En muchos casos, el aprendizaje matemático o científico puede ser añadido a los proyectos transversales. La historia es otro tema que se presta bien a los proyectos transversales.
Trabajar con otra clase también puede ser divertido para los estudiantes. Con la tecnología actual, es incluso posible que los estudiantes colaboran en proyectos con las clases en otras escuelas - o incluso en otros países. Hacer esto sin duda ayuda a preparar a los estudiantes para su futuro, ya que en el campo laboral nos encontramos a menudo que tenemos que colaborar con los compañeros de trabajo de otros departamentos, ciudades o incluso países. Esto puede agregar un desafío adicional para organizar el trabajo y hacer las cosas de manera eficiente!


9) Asigne al proyecto un propósito más allá del aula.
Si es posible, tratar de construir conexiones con el mundo exterior en los proyectos. Si los estudiantes pueden trabajar en algo que beneficiará directamente a la escuela o de la comunidad (como la planificación y ejecución de una recaudación de fondos para algún proyecto de ayuda comunitaria, o la creación de libros / películas de un centro comunitario o en el hogar, o incluso la planificación de una lección especial para los estudiantes más jóvenes) esto realmente puede ayudar a construir la participación en la clase.
Sabiendo que su trabajo hará más que conseguir una nota - ver que en realidad se puede utilizar para ayudar a la gente - puede ser un gran motivador. Los estudiantes también ayudarán a motivar a los demás cuando saben que su trabajo es importante y útil.

10) Incorporar el proyecto en portafolios digitales de cada estudiante.
Aunque no todos los proyectos pueden afectar directamente a la comunidad, por lo menos pueden ser utilizados como evidencia del aprendizaje en portafolios digitales. La gran cosa acerca de los portafolios digitales es que siguen el avance del estudiante a través de los grados y con esto se podrá tener un panorama de los avances en el tiempo.
Una vez más, hacer esto puede ayudar a frenar la falta de motivación de saber que el trabajo se acaba de tirarse una vez terminado. La incorporación de las reflexiones de estudiantes y profesores / compañeros / padres / retroalimentación de la comunidad también puede ser una buena manera de hacer un seguimiento de los aprendizajes que ha tenido lugar, así como proporcionar algunas metas futuras para trabajar con el fin de mejorar el desarrollo de habilidades.

El encanto de volver a  ver un proyecto en vídeo que se creó hace años y recordar parece demasiado bueno para dejarlo pasar.  Por eso vale la pena trabajar a base de proyectos.


2 comentarios:

  1. Extraordinario, muchas ideas para aterrizar, gracias por compartir Odette

    ResponderEliminar
  2. Hola Anonimo, me alegra que puedes sacar provecho de ello, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar